domingo, 10 de enero de 2010

de todos los recuerdos
almacenados en mi casa
me gusta especialmente
el papiro azteca
lleno de pájaros rosas
que alba me trajo
de uno de sus viajes
a la planta sótano
del corte inglés

me contó toda su historia
mientras lo desenrollaba despacio
como si hubiese atravesado mares y montañas
antes de que yo lo tuviese en mis manos
y de hecho había sido así

2 comentarios:

Anónimo dijo...

de todos los recuerdos
almacenados en mi cabeza
me gustan especialmente
aquellos que alguien desenpolva
y consigue que atraviese
mares y montañas
desde el confortable sillon de mi casa

Verónica Cernadas dijo...

sí, es lo que tengo, me llaman "la desempolvadora"