viernes, 5 de noviembre de 2010

Internet, libertad, dinero.

Dice Andrés Neuman en su blog Microrréplicas, a propósito de unas declaraciones del director del periódico alemán Die Zeit, que "hay algo inquietante en el adanismo con que a menudo se concibe la Red (quizá porque aún no sabemos usarla): como un espacio libre a priori, pletórico de derechos y carente de deberes. Como un segundo mundo destinado a cumplir nuestras antiguas utopías de libertad absoluta. Como si, espontáneamente, navegar nos volviera mejores ciudadanos."

¡Se me ocurren tantas cosas!

Yo creo que sí sabemos usar Internet. Tanto como algunos saben usar libros y periódicos para escribir en ellos o centros comerciales para conseguir cosas gratis. Aunque es cierto que hay algunas reglas que los usuarios suelen cumplir. Por ejemplo, admitir comentarios en un blog de opinión. Es decir, no taparse los oídos o salir corriendo después de soltar tu rollo. Pero primero está la libertad absoluta, por supuesto.

¡Qué miedo tiene la gente a un lugar donde no haya deberes!Suponiendo que no los haya. A mí se me ocurre uno: hay que pagar para entrar. Eso debería hacer de Internet un lugar en el que no se colara cualquiera, pero, al parecer no es así, qué pena.

¿Y quién ha dicho que navegar nos vuelve mejores ciudadanos? Es colaborar y estar verdaderamente informado lo que lo hace. Sólo en Internet he podido ver un documental como éste, que muestra iniciativas relacionadas con Internet que me parecen revolucionarias. Pero es verdad que nadie que considere ésto que tenemos, democracia, creerá lo mismo que yo. Y nadie que vea Internet como el sitio en el que se juntan un montón de cotillas y ladrones, tampoco.



Lo que ha dicho Giovanni di Lorenzo en El País ha sido esto:

"Soy contrario a la idea de Internet como único medio democrático, como única esperanza, como única salida. Mi experiencia de vida me enseña a no creer en las ideologías porque siempre degeneran en violencia, fantasías totalitarias y guerras contra la verdad."

Es de sobra conocido que la verdadera democracia se da gracias a los periódicos, claro.  ¿Y qué pasa con las ideologías?¿No cree en ninguna o no cree en alguna en concreto? ¿No le parece que la transparencia y la participación ciudadana son las mejores herramientas para combatir cualquier tipo de abuso?

"El periodismo digital sabe hacer de todo menos traer dinero". Ah, ya, que era por eso.

Todo esto no significa que yo quiera que desaparezca la prensa tradicional, es necesaria y beneficiosa, pero me gustaría dejar de escuchar por todas partes ataques a Internet, así en general, porque me da la impresión de que nos quieren quitar lo poco que hemos conseguido.

1 comentario:

VELPISTER dijo...

Estoy completamente de acuerdo, y es cierto que los que suelen atacar Internet tienen un perfil característico y repetitivo.

Y es cierto que como buenos ácratas (que no anarquistas)debemos normativizarnos cada uno a sí mismo.