martes, 16 de noviembre de 2010

Aniversario

Hoy me he despertado en plena noche después de soñar que me regalaban una cesta de navidad gigante.
Aquello parecía una pesadilla, así que me abracé muy fuerte y me di besos.
Después resultó no ser plena noche y tuve que levantarme.
Antes recordé que hoy hace años de un par de cosas.
Me puse a diseñar todos los detalles de las celebraciones: música, comida, secuenciación de los eventos...
cuando me levanté, me dirigí al ordenador para poner una canción conmemorativa, pero vi la casa hecha una mierda y se me pasaron todas las ganas de golpe.
Alguien muy dentro de mi empezó a gritar: ¡aborta!,¡aborta el plan!¡Y pégale dos gritos a quien haga falta!
Entonces abrí la lista de reproducción titulada por mí: "Música relajante para evitar situaciones de conflicto".
Me puse a ordenar, a fregar cacharros.
Increíblemente, la música hizo su efecto.
Empecé a volar por la casa, parecía una mariposa.
Y en mi vuelo me encontré con los restos de un acto de amor espontáneo.


Aquello era inaudito: habían durado dos días.
Los ingerí todos como desayuno.(Supremos)

Y así fue como empecé a celebrar
;-)

5 comentarios:

Verónica Ruscio dijo...

¡Pues felicitaciones, mujer! :-) Por aquí también estoy de festejo (es mi cumpleaños).

Alcemos juntas las copas.

Besos.

Jorge Ampuero dijo...

Felicidades por tu poesía
y por tu blog, por supuesto.

Saludos :)

Verónica Cernadas dijo...

Gracias Verónica y Jorge!!

Sandra Santana dijo...

Querida Verónica,

cada vez que vengo a tu blog, leo algunos de tus poemas y me marcho más fresca y más feliz, gustándome más y más la poesía. "Así, sí", me digo.

Gracias, y felicidades.

Verónica Cernadas dijo...

Gracias, Sandra.No sabes lo feliz que me haces.