viernes, 12 de noviembre de 2010

la pequeña v. no distinguió la realidad de los sueños hasta los 4 años




la pequeña v. dormía con su abuela
había overbooking en la casa familiar

abuela ,¿recuerdas cuando escapamos del lobo y
nos metimos en aquella caseta
y dentro había un disfraz de lobo?

no

había sachos y ghalletos

no

era en la cuesta de las pereiras

no

y corrimos hacia arriba

hasta encontrar la caseta

pero allí también teníamos miedo

¿al final que pasó abuela?

no sé, lo soñaste

pero abuela, tú estabas allí






Ilustración de Ana Sender

6 comentarios:

Verónica Cernadas dijo...

mi abuela era coja, así que creo que en realidad, nos comió el lobo

buencubero dijo...

Bravo,
poquito a poco







subiendo la cuesta, digo.

Verónica Cernadas dijo...

;)

Verónica Ruscio dijo...

¡El diálogo tiene una gran intensidad en el poema!

"pero abuela, tú estabas allí". Un gran reproche a pequeña edad, ¿no?

Me ha gustado.

Besos.

Anónimo dijo...

Hacía tiempo que no entraba en tu libreta de poemas.Hoy, antes de hablar contigo, quise saber como te sentías y por eso estoy aquí.
Sigo pensando que no durará mucho tiempo la ceguera ni la sordera de los que te acercarán más personas. No es justo para ellos no conocerte.
Un abrazo

verónica dijo...

ay, dios! así da gusto!!pero se nota mucho que eres de la familia!!
besos