domingo, 10 de octubre de 2010

Y espero que con esto no tenga que dar más explicaciones

Odio ser ama de casa pero creo que hay que valorar más el trabajo de ama de casa. Deseo más que nada tener un trabajo remunerado pero creo que la mayoría de trabajos esclavizan y son alienantes.Quiero un bebé pero ser madre me da miedo y pereza. No se puede tener todo.¿No se puede tener todo?

P.D. Este post ha sido modificado varias veces debido a las amenazas recibidas por ese sector tan peligroso de la sociedad que son las madres. Y yo, que soy muy cobardica,y no me gusta recibir anónimos insultantes, he cedido a las presiones con mucho gusto.En rosa he puesto los nuevos vocablos que espero os satisfagan y que sustituyen a esa palabrita tan inocente, cariñosa y tonta que iba dirigida sólo a mí. Ahora ya pienso como vosotras.¡Salud!

15 comentarios:

Verónica Ruscio dijo...

Con guantes grandes y todo, me encanta esa foto.

Besos.

Verónica Cernadas dijo...

Gracias!!

zumo de poesía dijo...

Leí la reseña de tu blog en el artículo (Pre)parados de "El País". Te deseo mucha suerte. Por otro lado, si te apetece leer nuestra colección o selección de poemas, te invitamos a visitar

zumo-de-poesia.blogspot.com

EMILIA ALARCÓN

Verónica Cernadas dijo...

Gracias!claro que me paso.

VELPISTER dijo...

Verónica, yo soy padre, amo de casa, profesor de piano, pintor(tb de paredes si se tercia) y un intento de escritor, a tiempo parcial, pero lo que soy a tiempo completo, y eso lo tengo claro, porque lo sé, porque se es o no se es y yo lo soy inevitablemente o inexorablemente, a elegir, es artista, pienso y respiro y amo e vivo como tal. Yo me reconozco y los reconozco. Y a ti tb te reconozco, en seguida te pillé. Y ya está, que tampoco me gusta dar jarabe, pero la poesía "convertida en carbón" y otras muchas, claro está, lo confirma definitivamente.
Aleeee

VELPISTER dijo...

Y quede claro que lo digo porque me parece igual de meritorio ser artista que cualquier otra cosa, y como todo unos son lo que quieren y otros lo que pueden

Verónica Cernadas dijo...

Bueno,Peter, lo que está confirmado definitivamente es que te invito a lo que quieras donde quieras!!

es verdad, ser artista no es mejor que ser otra cosa, pero da "muchas satisfacciones" aunque es algo que una nunca se cree del todo.

Besos

poly dijo...

Ser madre sólo te vuelve tonta cuando eres tonta. En realidad es la leche de complicado... pero amas taaanto a tus hijos que me falta talento para expresarlo y acabaré por banalizar el asunto por largar demasiado.Pero ellos no te impiden desarrollarte tú misma. Esa es una trampa que se pone una. O no... Y no es sexismo. Ellos también sienten lo mismo, salvo que sean idiotas, unos desgraciados o estén alienados, como tú dices.
¡No hay que ponerse límites!
Me alegro de que haya tíos en el lance. ¡un saludo a Velpister!

Verónica Cernadas dijo...

Tienes razón en todo, poly.

Saludos!

poly dijo...

por cierto, me encanta tu blog ¡y las posibilidades que tienen en general como nuevo género! ¿o no? La red está llena de blogs de amas/os de casa sin complejos y llenos de imaginación y ¡muy productivos! Si te interesa el arte, o la artesanía,etc. es fascinante echarles un vistazo.
suerte

Verónica Cernadas dijo...

Gracias poly,el blog es lo mejor que me ha pasado en los últimos tiempos, a la espera de explorar mi maternidad, claro...;)
es verdad, hoy las amas de casa, paradas y demás grupos al margen, son un sector de lo más creativo.

Saludos!!!

Anónimo dijo...

Me parece muy fuerte lo que dices, ser madre te hace ser mucho mejor persona. Si lo fueses no dirías tantas tonterias. Un consejo: si en lugar de escribir tantas tonterias estudias más puede que apruebes la oposición. De una que es tonta (madre de dos preciosas criaturas).

Anónimo dijo...

ser madre es el trabajo más dificil, enriquecedor,duro,áspero, dulce, tierno,... que he hecho en mi vida. Esa no es la cuestión.
Verónica es una privilegiada al lado de algunas personas, ella ya lo sabe.Pero esa tampoco es la cuestión.
El artículo me pareció dramático, al igual que los anteriores sobre todo porque refleja la situación de muchas personas, no sólo la de una a la que quiero con toda mi alma y tengo la certeza de que en algún momento no lejano encontrará ese trabajo " asqueroso" y "alienante" para los que lo tenemos.
Irene

Anónimo dijo...

En mi humilde opinión, todo aquel que "escribe tonterías" tiene el privilegio de salir a la calle y hacer brillar al mundo y sonreír fuerte, tanto, que provoca en los demás (los que aprueban oposiciones) un contagio inmediato de felicidad profunda.
Todos los que escriben tonterías, tonterías tan hermosas como las que tú escribes son en quien yo quisiera convertirme.
No quiero aprobar oposiciones,
quiero ser como tú.

Verónica Cernadas dijo...

Gracias Irene y gracias Anónimo!Estoy sonriendo:-)