domingo, 13 de junio de 2010

El domingo, poesía

Me he dado cuenta de que a veces el no querer mojarme, desnudarme, posicionarme, es sólo el miedo a ser yo misma. Yo soy dos por lo menos, pero normalmente una después de la otra. Hay momentos en que tienes las cosas claras, lo ves, lo sientes, algo te sube del estómago a la boca y tienes que decirlo. Casi siempre es mejor reflexionar un poco. El blog me ha quitado mucha capacidad de sosiego; está ahí, esperando a llenarse, a publicar entradas sin parar, quiere publicar todo lo que se me pasa por la cabeza, y es dificil resistirse.
A veces creo que todo tipo de crítica literaria es inútil, estéril, que hace muchas veces mal y pocas bien, pero también creo que es inevitable.Esto no es una crítica literaria, pero para el caso... Yo tengo opinión sobre las cosas que me interesan y la poesía es una de ellas.Me he callado muchas veces por miedo a hacer el ridículo, porque temía que mis comentarios no fueran inteligentes u originales.Bueno, pues hasta aquí.Hoy pierdo el miedo. A lo mejor mañana me vuelve.

Poetas de aquí y ahora. El País Semanal

Todo lo que voy a decir va a sonar a envidia cochina. Bueno, vale, de acuerdo. Pero no es tanta como para nublarme la capacidad de raciocinio(si tengo poca es de nacimiento, no por la envidia).
Empezaré por lo menos importante: las fotos.¿Es que ya no puede hacerse ningún tipo de reportaje que no sea patrocinado por marcas de moda?Creo que a los lectores les interesaría mucho más ver cómo visten en realidad los personajes entrevistados. Me parecería bien si fuera algo creativo, artístico, teatral. La puesta en escena de unos poetas urbanos que pasan un día en el campo, "inspirándose por las musas", tanto si es de forma inocente como cínica, puede ser gracioso; creo que es lo que han pretendido pero entonces no se entienden los vestidos de Ajo y de Raquel Lanseros(hasta aquí la crítica de moda)
Lo que me ha impulsado a escribir son las palabras de Martín López- Vega que contradicen lo que se intenta demostrar en todo el artículo: que hay mucho eclecticismo y respeto y tolerancia entre los poetas por todo tipo de poesía. No digo que no, pero también es verdad que los poetas manifiestan sus gustos y preferencias, incluso con acritud y acidez,como vemos al final del artículo, lo cual no me parece mal del todo.
Dice López-Vega que no hay discusión estética, que hay "desgana por pensar". No estoy de acuerdo. En ocasiones ese pensar se refleja en los poemas y punto, un poeta no tiene por qué ser un filósofo ni tiene por qué hacer críticas elaboradas de otros poetas. Pero yo creo que sí se discute; en los blogs poéticos que yo leo las entradas que más se comentan son las de reflexión y poética, mucho más que las que muestran simplemente un poema. Por supuesto no todos los comentarios son alta reflexión filosófica, pero muchos sí.
Y, por último, tampoco comparto el resto de cosas que dice López-Vega. "Creo en una idea fuerte de la tradición"(no sé que quiere decir pero me suena muy feo). "A veces entre poetas, uno oye estupideces del tipo:'Para mí ha sido más importante Bob Dylan que Quevedo'.[...]Yo prefiero estar en la estela de Auden, no en la de Fofito" . Ay, comparar a Dylan con Fofito(no me digáis que saco la frase de contexto, en tal caso lo habrá hecho el periodista).
Yo creo que te puede influir mucho la música y no escribir poemas que parezcan canciones, al igual que ,aunque te influya Quevedo, no escribes como él. ¿Y un poema musicado deja de ser un poema? ¿O no es una verdadera canción porque no fue concebido para llevar música?
Me gustan los poemas de López- Vega pero no me gustó leer lo que piensa, sin embargo Ajo, que bueno, vale, es graciosa, pero no "tensa el arco", como dírían algunos, dice cosas que me han emocionado(es que soy muy facilona)" Sé que yo escribo para averiguar lo que pienso y para, quizá, defenderme de lo que siento. La poesía es una excusa para llamar a las cosas por su otro nombre"

Lo bueno es que todos los poemas del reportaje me han gustado, unos más que otros, pero de ninguno he dicho ¡puaj! (Yo sí que soy ecléctica)
Seguro que me arrepiento de ponerme a criticar en vez de limitarme a escribir poemas inocuos. Uno se queda muy a gusto después de decir lo que piensa, justo después. Pero al rato se te pasa.

2 comentarios:

VELPISTER dijo...

Completamente de acuerdo con tu crítica. Lo de Dylan y Fofito tb me tocó las narices, y eso que yo soy de una generación (y lo digo completamente en serio) a la que los payaso de la tele marcaron profundamente (por lo menos a mi), y en otro lugar o de otra manera son tan imp. como Silvio, Dylan, Bukowsky o Borges, por ponerte algún ejemplo. Todo influye de una manera o de otra. Como decía Picasso, todo sirve, todo vale para la creación. Así que me parece tonto (snob, lo siento) expulsar de la memoria ciertas cosas que es imposible que no nos hayan influido e incluso marcado. Yo recuerdo mucho a Mazinger Z. especiañmente a Afrodita, quien solo tenía dos potentes armas disponibles.
Abrazo

Verónica Cernadas dijo...

tienes toda la razón! hay mucha costumbre de decir a cada rato qué es poesía y qué no es...como si la influencia de todo lo que nos rodea empobreciera en vez de enriquecer! lo purista y lo tradicionalista me rasca bastante!
y es verdad, qué manía de utilizar "payaso" como insulto...casi caigo en ello!
saludos!!!